entrada 30 Follando en publico en un supermercado Queríamos salir de la rutina y por ello probar nuevas experiencias en el sexo, así que la mejor manera de hacerlo fue dirigirnos a un sitio publico e intentar hacer algo sin que nadie se diera cuenta. Cuando entramos mi novia ya iba con las bragas bien mojadas dispuesta a hacerme una mamada por todos los pasillos, hasta llegar el momento de estar tan excitados que nos retiramos al pasillo de las bebidas y disfrutar del mejor sexo voyeur que podíamos tener, aunque extrañándonos con las cámaras que había que nadie viniera a decirnos nada, aunque es de agradecer ya que termine con una buena corrida en la boda de mi rubia zorrita.

Categorías: Rubias