entrada 821 Me follo a su mujer al ganar una apuestaDesde siempre me ha atraído la mujer de mi compañero, quizás por el morbo de poseer a esa dulce madurita rubia de enormes pechos y obtener así el trofeo de haberme follado a la mujer de mi amigo. Un día jugando una partida de billar decidí probar suerte y vacile un poco a mi compañero diciéndole que era increíblemente bueno y que podíamos apostar cualquier cosa seguro de ganar, aceptando por el desafío que le había impuesto y que sin duda su orgullo le negaba rechazar.

Lo mejor de todo es que en efecto, soy muy bueno al billar y gracias a ellos el premio era disfrutar a solas de unos instantes con la caliente mujer que tenía y que me permitiera probar suerte a follármela, cosa que cumplió por que ante todo somos caballeros y cosa que prometemos, la cumplimos.


Categorías: Maduras