entrada 33 Me follo a una rubia madura con sorpresa Cuando conocí a esta rubia cachonda en el bar y me ofreció subir a su casa no me imaginaba la sorpresa que me iba a encontrar tras follármela. Al principio me resulto ver una deliciosa madurita dispuesta a darlo todo con su coño, con una buena mamada e incluso con un poco de sexo anal para terminar corriéndome en sus pechos y en su boca, para finalmente dejarme atónito y sin palabras cuando me dijo que aunque parecía joven tenía 56 años. No me había follado a una madura, me había tirado a una autentica vieja.

Categorías: Maduras