entrada_201 Había quedado con el profesor de gimnasia para charlar con él en la hora de tutoría, puesto que no soy muy diestra en el deporte y si suspendía esa materia tendría que volver a repetir curso, algo que no me podía permitir pues mis padres me cortarían los ingresos que recibía cada mes. Cuando entro al aula intente de todas las maneras posibles que me aprobara, incluso suplicando, pero finalmente tuve que seducirlo y enseñarle lo que se iba a llevar si finalmente aceptaba aprobarme el curso, algo que le gusto mucho por que me follo salvajemente encima de su pupitre mientras repetía todo el rato lo cachondo que le ponía.