corridasEsta bonita asiática tiene una extraña adicción que no se la puede curar nadie. A la chica le encanta el sabor del semen por eso todas las corridas que ve se las come y juega con ellas un buen rato, cosa que la verdad hay pocas chicas que lo hagan con la facilidad que lo hace ella. Puede que ver este vídeo te de arcadas…