entrada_218 Mi novia siempre ha sido una recatada, una chica que para ella el sexo no es imprescindible, pero cuando le metes la polla automáticamente se convierte en una zorra. Incluso cuando quedamos para grabar un vídeo porno le cuesta reaccionar, a sabiendas del dinero que va a ganar, aunque finalmente cede y termina cabalgándome la polla como una autentica zorra, dejándome disfrutar de sus enormes tetas y de su cara de viciosa, algo que sin duda si lo hiciera desde un primer momento no perderíamos tanto tiempo.