entrada1Tengo una novia que es una perezosa y no le gusta hacer nada más que tumbarse al sol a ponerse morena, pero como tiene un cuerpazo de infarto y hace unas mamadas de alucine, siempre termino haciendo todo lo que ella quiere. Me tiene dominado, pero esta vez se acabó, ahora voy a ser yo el que la va a dominar a ella y se va a enterar de lo que vale un chico como yo con una polla que muchas desearían.

Así que como no quiere limpiar la piscina, decido que al menos me limpie la boca obligándola a chupármela y succionarmela hasta casi atragantarse. Pero al final la guarra disfruta tanto de mi maltrato que se abre a cuatro patas suplicándome que me la folle allí mismo con la impresión de que cualquiera podría estar viéndonos en medio de la piscina comunitaria de mi casa.