entrada4Que suerte irse de acampada con unos amigos y terminar con la zorrita del grupo follando perdisos en medio de la montaña. La zorrita chupa la polla de su amigo con descaro, pero lo que realmente sorprende es que dada su delgadez extrema sea capaz de soportar un pollón reventándole el ojete en una sesión de sexo anal al aire libre.