entrada_211 Siempre me ha gustado tomarme la vida de manera tranquila y sobre todo disfrutar del buen sexo junto con mi marido que ha dispuesto un hermosos jardín para nuestros momentos íntimos. Es tan excitante para mi el hecho de sentirme libre en mitad de la naturaleza y poder abrir las piernas para que su polla entrara hasta el final de mi coño produciendo intensas vibraciones de placer en mi pubis. Quizás sea el efecto que provoca en mi pero siempre relaciono el jardín con el placer, por eso me pongo tan cachonda solo de pensarlo.