entrada_237 Una pelirroja quiere disfrutar de sus sentidos por lo que tapara sus ojos para deleitarse con la sensación de tener una polla en la boca, concretamente la de su novio que caliente por ver a su chica chupanndo como una loca, termina follándosela sin descanso y dejandose llevar por un terrible orgasmo que dejara impregnada la cara de la pelirroja de rica leche caliente.