entrada_216 Una espectacular chica asiática ha acabado finalmente accediendo a que un grupo de chicos pongan sus pollas al servicio de ella y conseguir montar un gang bang totalmente amateur. Como apoyo para que se vuelva una perra chupapollas le ponen una bala vibradora y la introducen en su coño para que mientras realiza las mamadas a todos los chicos vaya corriéndose de placer y disfrutando de la sensación de haberse vuelto una guarra.