entrada_142 Estaba un poco nerviosa por que estaba esperando la llegada de dos amigos negros que venían con la intención de demostrarme como follaban los de su raza, y con el coño completamente húmedo ya que llevaba buscando tiempo una buena polla, y me encantaba pensar en la doble penetración que me habían prometido. Cuando llegaron comencé a chuparles las pollas, lubricandolas bien para que no me hicieran daño cuando me penetraran y comenzó el trío salvaje, donde me dejo extasiada cuando uno entro por mi culo y otro no dejaba de penetrarme salvajemente el coño.