entrada_234 Una chica se encuentra en el jardín disfrutando del buen día que hace para practicar un poco de ejercicio, pero poco a poco le comienza a subir el calor hasta el punto de encontrarse completamente excitada, así que decide subir a la habitación donde su novio duerme y despertarle con una morbosa mamada que lo pone cachondo y da paso a sus intenciones de disfrutar de un polvo mañanero, comenzando el día perfecto.