entrada_151 Mi mujer siempre ha sido una chica extrovertida, que le gusta declararse en rebeldía ante cualquier situación y sobre todo enseñar su cuerpo a la vista de todos para que disfruten de sus curvas, un culo prieto y sobre todo el morbo que desprende. Por mi parte en la intimidad puedo probar algo mas que a ver su cuerpo, comiéndome sus curvas con mi polla y posicionando mi glande en la abertura de su ano, introduciendola lentamente hasta notar el tope mientras ella se gira y con su cara de vicio abre la boca en un pequeño gemido. Una autentica e increíble chica que me hace sentir el hombre mas afortunado del mundo al tener un culo de esas características para mi solo.