entrada_219 Era algo excitante para los dos. Para ella era su primera experiencia con otra polla que no fuera la mía, y para mi era la primera vez que dejaba que mi novia fuera follada por un chico desconocido, aunque la cuestión es que llevábamos tiempo queriendo hacerlo pero ninguno de los dos se lo planteaba, hasta que un día borrachos confesamos nuestras fantasías sexuales. Desde aquel día quedamos en una fecha donde conoceríamos a un chico en algún pub y si él estaba dispuesto a venirse con nosotros y dejarse grabar, podría disfrutar del coño de mi jovencita novia…