entrada4Dos enfermeras tenían que ocuparse de cuidar a un enfermo mental que estaba atado a la cama y ese día el hombre no respondía. Pensaron en hacer algo para sacarle de su ensimismamiento así que se desnudaron, le bajaron los pantalones y empezaron a jugar con su polla, ya que él no se podía mover. Que cacho de guarras las dos enfermeras que abusaron del enfermo chupándole la polla y pajeándole para poder tomarse toda la lefa.