entrada_232 Dos zorritas han llegado a casa después de estar toda la tarde jugando al béisbol en el jardín, como es lógico ambas se van a la ducha para disfrutar del relax aunque cuando se encuentran desnudas viendo sus cuerpos la excitación comienza a crecer hasta el punto que no pudiendo más, se lanzan a la aventura comiéndose los coños entre ambas en un delicioso cunnilingus y finalmente acabando por jugar con los consoladores de la morena, que completamente cachonda no para de masturbarse.