entrada_231 Un amigo de esta morbosa rubia tetona esta pasando unos días en su casa mientras la suya esta siendo reformada, por lo que se encuentran cada día para desayunar después de que el marido de esta se vaya a trabajar. Un buen día el chico le pregunta como follan y ella, una rubia caliente no tarda en excitarse contándole las posturas sexuales que hace con su marido, provocando que finalmente tenga que abrir las piernas de lo mojada que se encuentra, y aprovechando el chico para desfogarse tras tantos días sin probar un buen coño…