entrada1Le habían dicho que una de las animadoras de su equipo era una experta dando masajes así que como aún no se había recuperado del todo de su lesión en el último partido, este afroamericano decidió preguntarle a Claudia si podía darle un masaje para terminar de recuperarse.

Quedó con ella al salir de clase y se fueron juntos a su casa. Una vez allí la joven le hizo desnudarse completamente y empezó a masajearle la espalda untándose crema en las manos. Al sentir su fuerte y musculado cuerpo, no pudo evitar querer saber como se sentiría su polla y empezó a masturbarle hasta metérsela en la boca. Se acaba de ganar que su compañero negro se la follara en aquel mismo momento olvidándose de su dolor de espalda.