entrada_243 Una parejita ha decidido hacer un viaje en tren para disfrutar del hermoso día, aunque la chica aburrida decide jugar con su novio y tentar a la suerte. Se lo lleva al final del vagón y justo en el paso de uno a otro le baja los pantalones para hacerle disfrutar con una mamada, algo que el chico no puede perderse y lo graba todo con el móvil, viendo como su novia, una jovencita rubia morbosa se dedica a chupar hasta el final tragándose incluso la deliciosa corrida que, como recompensa su novio le obsequia.