entrada1 Quise sorprender a mi mujer que cuando se dedica a darse esos baños tan extensos de relax se dedica a jugar con sus juguetes y masturbarse, por lo que decidí coger la cámara y grabar toda la escena, que quizás terminara lleno de agua por el susto o quizás le excitase el hecho de notar que le estaba grabando. Cuando entre ella ni siquiera dejo de masturbarse, dejándome ver como su abdomen se movía ritmicamente con el placer que recibía en su coño, y de lo excitada que estaba no tuvo ningún problema en dejarme entrar en la bañera con ella para follar los dos sin perder ni siquiera un momento de placer gracias a que la cámara enfocaba a los dos perfectamente.