entrada_67 Nervios y tensión recorre el cuerpo de la chica, que se encuentra ante su primer día haciendo masajes y ante su primer cliente, un hombre musculoso, lleno de tatuajes y sin duda con la intención de disfrutar de algo más que sus manos, y es que la jovencita cae rápidamente ante sus pies y se coloca encima para cabalgar con su coño, quizás confundida, quizás excitada por la situación.