entrada2

No me creía que en el baile de fin de curso en la Universidad saldría elegida como la reina, y ni mucho menos que iba a desembocar en algo así. Cuando me coronaron vinieron cuatro compañeros de clase con una sonrisa en la cara y me llevaron a una habitación que le llamaban VIP, donde me dijeron que podía invitar a una amiga mas para disfrutar de una escena exquisita y después una sorpresa, así que llame a mi mejor amiga y disfrutamos sin duda de una de las mejores cenas que había probado jamás. Cuando terminamos nos encontramos de nuevo a los chicos, pero esta vez completamente desnudos y dispuestos a darnos todo el placer que quisiéramos, ya que en la tradición de la reina del baile también implicaba que tendría cuatro esclavos para ella durante toda la noche, y tuvieron mucha suerte de que me encanten las pollas, dedicándome a hacer unas mamadas espectaculares y grandiosas.