A simple vista parece una tontería como dos bolas de plástico por el coño pueden hacerle temblar las piernas a una mujer. El truco está en la vibración del choque que producen las bolas entre ellas en su interior.

Estas dos lesbianas nos muestran el efecto de este divertido juguete con el que se lo pasan pipa experiementando. Una rubia y la otra morena, las dos cachondas y con unos cuerpos que quitan el hipo. Como no tienen suficiente terminan corriéndose a la vez con un gran consolador cada una.