entrada_150 Cuando me plantearon el reto no dude en que podía conseguirlo, pues se que soy una chica con mucha fuerza de voluntad y con una libertad sexual indiscutible, así que cuando reunieron a mas de media docena de chicos negros dispuestos a follarme no me asuste en ningún momento y me lance a disfrutar de las mamadas de esas enormes pollas e ir preparando para que entraran una a una en mi coño húmedo, dejándome completamente saciada a los pocos minutos y creando una dependencia que casi me vuelve completamente loca de autentico placer, rematando todo con una deliciosa escena de sexo anal que casi me hace rozar el cielo de placer.