entrada3

Para ser mi primer vídeo porno la verdad es que no estuvo nada mal, ya que cuando enchufó la cámara intente transmitir todo el morbo posible, sobre todo enseñando mis bonitas curvas y un chochito depilado bien húmedo y rico. Lo gracioso es que la petición fue obra de mi marido, quien me dijo que quería grabar un vídeo porno para cuando quisiéramos simplemente masturbarnos, por que en muchas ocasiones estábamos tan cansados que teníamos que relegarnos a eso y con un vídeo así nos ayudaría a ponernos a tono. La verdad es que tuvo bastantes tomas falsas pero que finalmente salió bastante bien, causándome una buena impresión y excitandome cada vez que lo veo cuando mi marido me folla lenta y deliciosamente.