entrada_136 Aunque mi mujer es una chica que esta regordita no tiene problemas a la hora de disfrutar de su sexualidad y sobre todo de disfrutar de mi polla, a la que tiene cierta adicción tras tanto tiempo juntos y que no ha perdido el apetito por probarla día tras día. Y desde hace poco tiempo se esta volviendo una autentica guarra, dejándome disfrutar de unas folladas autenticamente deliciosas y que gracias a las pastillas antibaby me deja deleitarme de una dulce corrida dentro de su coño, con el que luego juega a masturbarse completamente llena de semen.