entrada1No fue una pena que al llegar a la sauna estuviera ocupada pues dos amigas pudieron disfrutar viendo por la ventanilla de la puerta como dos rubias estaban montándose un trío con uno de los monitores del gimnasio. Ambas disfrutaban de su polla a ratos y cuando a una no se la metían la otra le lamía el coño para que así los tres pudieran disfrutar durante todo el rato a la vez.