entrada_202 Ser profesora tiene sus beneficios y sus desventajas, puesto que ves como chicos jovencitos se van haciendo adultos con el tiempo y sus cuerpos cambian, causando en mi siempre las ganas de probar algunas de sus pollas con unas ricas mamadas o dejando que me coman el coño en un delicioso cunnilingus, consiguiendo a veces mi objetivo disfrutando durante el curso algunos de los alumnos que he seducido y que me acompañan a casa para disfrutar de las folladas que me permiten al menos aliviar la soledad de mi corazón, por que mis parejas no llegan a durar mas de dos meses, quizás por mi imposición o dominación, algo que de momento no me interesa solucionar siempre que tenga a jovencitos dispuestos a desvirgarse con mi coño.