entrada1

Decidimos hacer una reunión un poco personal para disfrutar del tiempo que hacía que no nos veíamos, pues practicamente hacía dos años que no nos habíamos visto y teníamos muchas ganas de verlo, ya que fue alguien muy especial para nosotras.

Cuando llegamos apenas había cambiado de aspecto, siempre cuidado y con un aspecto dulce pero rudo a la vez, que provoco una excitación interior en las dos con la que no pudimos aguantar y finalmente nos lanzamos a disfrutar ese cuerpo tan delicioso que años atrás nos dio tantas alegrías cuando nos encontrábamos solteras.