entrada1Estas dos rubias recibieron el premio anual a las diosas sexuales más golfas. Gracias al polvazo que se pegan en un trío con uno de los jueces del ganan por partida doble con ese par de tetas perfectas que lleva colgando cada una. Realmente se merecían el premio tras ver lo perversas que han sido amañando el resultado.

Con la excusa de que era el último día del concurso las dos amigas invitaron al juez que no pudo resistirse cuando llegó a su casa y las vio medio desnudas acariciándose en el sofá, su manop fue directa al paquete de donde extrajo la polla ya empalmada y se la dio de merendar a las dos. Tras embestida y ensartamientoe el hombre pudo correrse a gusto en sus tetas después de ver como se comían el coño mientras él se las follaba.