entrada_182 Quisimos gastarle una broma al friki de la clase, un chico sumergido en su propio mundo de videojuegos y muñecos de manga que no tenía ni idea de chicas, pues sabíamos que desde el instituto no había besado a nadie mas que no fuera su madre y que lo grabaríamos para luego exponerlo a todos los chicos de clase.

Lo invitamos a nuestro dormitorio y le ofrecimos sexo sin ningún problema, con una cámara oculta que tenia una de nosotras a la espera que enseñara su micro pene, aunque nos sorprendió a todas cuando al bajarse los pantalones, completamente excitado por la situación tenía una polla tan dura y tan grande que una de mis amigas no pudo evitar querer probarla, grabando toda la sesión de sexo donde el chico demostró algo mas que ser un friki, un experto follador y eso que decía que era completamente virgen.