entrada3Cada vez se está poniendo más de moda los llamados gloryhole, donde una chica se dedica a chupar una pollla de un desconocido a través de un agujero en la pared. Esta práctica lleva años haciéndose en Japón para los trabajadores que necesitan tomarse un respiro con una buena mamada.

El truco está en que no importa si la chica al otro lado es guapa o fea, lo que importa es que la chupe bien y te imagines a una pedazo de mujer al otro lado que te la chupa como una diosa. Por ejemplo, esta madura, que consigue que las venas de la polla que sale del agujero parezcan que van a explotar de lo tiesa que se ha puesto al sentir cada bocanada de carne que se lleva a la boca.