entrada4 Hay pacientes que necesitan un tratamiento “especial” ya que cuando acuden a mi clinica saben que van a disfrutar de sus perversiones mas oscuras. Un claro ejemplo es esta pelirroja madura, una cachonda que sin duda va a disfrutar de los aparatos de última tecnología para dar placer, aunque en este caso la paciente busca algo mas profundo, como una sesión de fisting donde mi puño, correctamente desinfectado y un guante de látex con lubricante procede a introducirse completamente por el coño de esta morbosa mujer que sabe disfrutar de las experiencias limite.