entrada2Desde que se habían ido a vivir juntas estas dos amigas, habían descubierto el placer verdadero sabiendo dárselo perfectamente. Habían empezado a innovar como por ejemplo en esta escena donde una de ellas había pensado en darle una placentera sesión de sexo bondage atándola y haciendo lo que ella quisiera con su cuerpo.